The Hows and Whys of Porcelain VeneersLos cómos y porqués de las carillas

Porcelain laminate veneers consist of a compilation of several thin ceramic layers which replace original tooth enamel, and an adhesive layer. To apply a veneer, a very small amount of the original tooth enamel must be removed, usually less than a millimeter. This is essential as it creates room for the porcelain veneer to fit within the mouth and most accurately restore natural tooth function while creating an even better appearance than the original tooth.

The bond between original tooth and porcelain veneer is critical as it not only provides the esthetic perfection desired, but also a strong bond which is essential for correct veneer function. Light-sensitive resin is placed between the original tooth and the veneer and then hardened using a special curing light.

Porcelain veneers are a very successful option in many situations where the original tooth has developed poor color, shape, and contours. It is also a good choice for fractured teeth, gaps between teeth, and in some situations where the tooth position is compromised and there are minor bite-related problems. For some people, superficial stains do not respond well to tooth whitening or bleaching. In these situations, a porcelain veneer may be the best option.
Las carillas de porcelana consisten en una recopilación de varias capas delgadas de cerámica que sustituyen el esmalte dental original, y una capa adhesiva. Una cantidad muy pequeña del esmalte dental original debe ser retirado, por lo general menos de un milímetro. Esto es esencial, ya que crea espacio para la carilla de porcelana para encajar dentro de la boca y restaurar lo más exactamente posible la función natural del diente, mientras crea un aspecto aún mejor que el diente original.

El vínculo entre el diente original y carilla de porcelana es crítica, ya que no sólo proporciona la perfección estética deseada, sino también una unión fuerte que es esencial para la función correcta. Resina sensible a la luz se coloca entre el diente original y la carilla y luego se endurece mediante una luz especial de curado.

Las carillas de porcelana son una opción de mucho éxito en muchas situaciones donde el diente original ha desarrollado un color oscuro, o se han dañado la forma y contornos. También es una buena opción para los dientes fracturados, espacios entre los dientes, y en algunos casos en que la posición de los dientes se ve comprometida y hay problemas menores relacionados con la mordedura. Para algunas personas, las manchas superficiales no responden bien al blanqueamiento dental o decoloración. En estas situaciones, una carilla de porcelana puede ser la mejor opción.